Entradas

Algunas razones para aprender italiano

¿Sabes la diferencia entre fettuccini, puttanesca, linguine, bucatini, pappardelle, orecchiette?

¿Y qué me dices de diferenciar la arrabbiata, la puttanesca, la marinara, ai vongole?

¿Qué es eso de “lumaca”? ¿Estará buena?¿Me gustará? Camerieri due per me!

Sólo por el hecho de poder disfrutar de toda la gastronomía italiana sin problemas, merece la pena empezar a estudiar italiano, ¡aunque sólo sea para no pedir berenjena de postre creyendo que pedimos manzana!

Además, nosotros, los españoles, tenemos una enorme ventaja si queremos aprender italiano: es también una lengua románica y se parece muchísimo al castellano. En un solo año, si vas a clases, puedes avanzar dos niveles, por ejemplo, el A1 y el A2, sin ningún problema, ya que es tan parecida al español y al catalán que nos resulta muy fácil de aprender.

Además, al ser una lengua románica nos puede ayudar muchísimo en crear una base sólida para aprender después idiomas como el francés o el portugués, ya que son muy similares.

Pero también este gran parecido es un arma de doble filo. ¡ATENTO CON LOS FALSI AMICI! El italiano y el español están repletos de falsos amigos, cuando una palabra suena casi igual, pero significa otra cosa completamente distinta. Por ejemplo, si oímos en italiano “burro”, no es que nos estén insultando, si no que están hablando de la mantequilla.

¡Anímate a aprender italiano y diviértete imparando!

En International Steps organizamos tus clases de italiano. Infórmate en info@internationalsteps.com.