Entradas

Ideas para frenar el fracaso escolar

El fracaso escolar está detrás de la gran mayoría de alumnos que reciben un apoyo extra de una academia o un profesor particular.

Y es que, por lo general, las madres y padres piensan en las clases de apoyo cuando el problema escolar de sus hijos empieza a agravarse, nunca cuando comienza.

En este tipo de situaciones, la academia o el profesor particular tiene una triple tarea:

  • Reforzar los conocimientos del alumno.
  • Averiguar los motivos o factores que causan sus malos resultados.
  • Buscar soluciones a su desinterés por los estudios, que suele ser la principal causa-efecto del fracaso escolar.

Para todo ello, el profesor debe centrar sus esfuerzos en lograr la motivación del alumno, ya que de otro modo, convertir el fracaso en éxito escolar será una tarea casi imposible.

Frenar el fracaso escolar es una tarea que compete a todos las personas implicadas en el desarrollo y crecimiento del alumno en cuestión, desde su familia, hasta sus amigos, profesores o incluso los agentes sociales que actúan en su entorno.

A continuación, comentamos algunas acciones que como profesores particulares llevamos a cabo para mejorar el rendimiento de nuestros alumnos y poner nuestro granito de arena en su lucha contra el fracaso escolar:

  • Identificamos las dificultades de aprendizaje y de los trastornos del desarrollo y el comportamiento. Cuanto antes detectamos las dificultades, antes podremos actuar y poner soluciones a sus problemas. Para ello, desde nuestro puesto de profesores particulares charlamos con el alumno, intentamos comprender sus inquietudes y temores, conocemos el ambiente y las características que definen a sus amigos, porque a través de todo ello podremos averiguar la causa de sus problemas.
  • La motivación por el estudio es fundamental y, para ello, huimos del modelo antiguo de transmisión de contenidos, que se vale del libro, las actividades y la evaluación. Vamos más allá, buscamos el método de aprendizaje que mejor capta la atención de nuestro alumno, usamos en nuestras explicaciones recursos que conoce y que le divierten, como el ordenador e Internet. Se trata, en definitiva, de hacer su propio programa educativo basándonos en competencias que vinculan los contenidos de enseñanza con las habilidades, capacidades, actitudes y valores que tiene.
  • Potenciamos la lectura, ya que es una herramienta de gran valor. La competencia lectora abre las puertas al conocimiento y si encuentran divertido lo que leen, su interés por ello será mayor.
  • Periódicamente hacemos diversas evaluaciones que van encaminadas a la prevención y resolución de este fracaso escolar. Y no solo nos dan resultados, sino que también nos ayudan a detectar lo que va bien y lo que va mal, a averiguar las posibles causas y nos orientan sobre lo que hay que hacer para reconducir la situación.
  • Además a nivel personal fomentamos valores como la voluntad, la autoconfianza, la autoestima, el esfuerzo, la capacidad de adaptación, la perseverancia, el trabajo,…; y a nivel global, la cooperación, la solidaridad, la cohesión, la ayuda mutua. Asimismo, intentamos que el alumno valore aprender y adquirir conocimientos como un valor en sí mismo, que deriva en otros muchos valores y que resulta gratificante.
  • Intentamos que las madres y padres se impliquen más en el desarrollo educativo de sus hijos. Sabemos que están preocupados por su educación, ya que han acudido a profesores especializados para mejorar sus resultados académicos, pero queremos que, además, participen del aprendizaje de sus hijos. Les orientamos sobre cómo pueden darles más ayuda o apoyo a sus hijos, para que ellos entiendan que toda la familia se implica en su educación, para que consigan todos su objetivo del éxito escolar.

Esperamos que te haya gustado. Si necesitas algún consejo, no dudes en ponerte en contacto con International Steps.